Home vegano Patatas a lo pobre…versión primavera

Patatas a lo pobre…versión primavera

written by oxit_impres Mayo 18, 2016

5618c8_3c25963bc6f64612bdb45804648d6ff0-mv2_d_4160_3120_s_4_2 5618c8_2d9226bd38894c7992b886645f57dde7-mv2_d_4160_3120_s_4_2

5618c8_1b31eee371b743ac81120abae1ca58a7-mv2_d_4160_3120_s_4_2

5618c8_076cdbb3dd4745e0ae34084509cf8e87-mv2_d_4160_3120_s_4_2

Las patatas a lo pobre son el típico plato de toda la vida que creo que todos hemos comido alguna vez, básicamente es: cebolla, ajo, patata y pimiento verde.

Si quieres que la patata se convierta en un prebiótico, prepara el plato, deja que se enfríe y consúmelo el día siguiente o en la comida siguiente, recalentado. Ideal para tu flora intestinal.

El pimiento es un alimento de verano, pero ¿no nos vamos a perder este plato durante el resto del año verdad? ¡Claro que no! esta es mi versión de primavera.

Ya sabéis que tengo debilidad por los platos que nos permiten hacer varias cosas a la vez…este puede ser uno de ellos, te cuento:

INGREDIENTES
2 cebollas medianas
3 patatas medianas
1 diente de ajo
2 hojas de laurel
sal marina no refinada
aceite de oliva virgen extra
un chorrillo de vino blanco
romero, tomillo, menta, perejil, cebollino, salvia…en general hierbas frescas, las que tengas

Pones aceite en una cazuela, yo lo he hecho en mi sartén de hierro colado esmaltada (eso es un poco lo que me permite dejarlo y hacer otras cosas al mismo tiempo, ya que guarda muy bien el calor y se va haciendo la comida con poca potencia de fuego)

1. Pela las cebollas y córtalas a juliana, pela el ajo y córtalo a láminas.
2. Pon un chorro de aceite en la cazuela que pondrás a calentar. Añade la cebolla, el ajo, el laurel y una pizca de sal. 3. Mientras se van cociendo un poco las cebollas, lava muy bien las patatas, no las peles a no ser que estén de color verdecino, si es el caso pélalas hasta que no quede nada verde en la patata, esa parte no es muy buena para la salud.
4. Córtalas por la mitad y haz gajos, como los que ves en la foto, tipo “naranja”.
5. Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente, añade las patatas, las hojas del romero y del tomillo y una pizca de sal.
6. Añade un chorrillo de vino blanco, pon el fuego más bien bajo, tapa y deja que se vaya cociendo.
7. A los 10 minutos verifica que no se esté pegando nada, no remuevas mucho o se van a romper todas las patatas.
Cuando estén cocidas (unos 15-20 minutos), retira el laurel, pica el perejil, la salvia, la menta, el cebollino, las hierbas verdes. Ponlas por encima del guiso terminado, sírvelo y… ¡disfruta!

5618c8_892bc0716ae24eb881f50b885466fe58-mv2_d_4160_3120_s_4_2

Se puede comer sólo, como guarnición, acompañado de verduras, ensalada, pescados, carnes…lo que más te guste.

 

Barato, fácil y rico…¿te animas? ¡Cocina tu vida!

You may also like

Leave a Comment